Con el tiempo.

Vuelve el perro arrepentido.

Con sentimientos oprimidos, ansiedad, y quien sabe que mas.

No sabemos las razones, si hay razones, si hay motivos.

Probablemente excusas. 

Hya decisiones grandes en la mesa, en la vida. La vida puede cambiar en segundos.

Pienso que puede llegar a sonar ridiculo al decir que es mejor con la misma moneda. Ha donde llegariamos.

El papel que se suponia estar lleno de blanco, ahora esta lleno de los transparentes.

Nunca quize volver estar aqui. Vale la pena? Puede mi futuro ser mejor?

Como hablarlo, como discutirlo?

Las dudas apestan. El dia apesta. Esta presion en la cabeza apesta.

Ni el escape comun es suficiente, no tiene sentido.

Deja peor que cualquier cosa (exagerando).

Supongo que a respirar, preguntar y move on.

Menos expectativas, menos ideales, menos intensidad.

“May these days that take away our dreams, build our character.”
Leo
Damas y caballeros: Venezuela.

Mi sueño es que Venezuela sea todo un caballero o una dama. 

Que no sea conformista, violenta o mal hablada.

Que sea rica en educación, tecnología, artes y deportes.

Que mis sobrinos, hijos y nietos tenga la oportunidad de visitar sin miedo.

Que sea famosa por hombres y mujeres que cuestionan y tienen criterio.

Que sea la opción numero de Latinoamérica para visitar y vivir.

Que sean 28.047.938+ venezolanos carismáticos que la represente, no uno.

Que tenga ciudades de techos rojos seguros y no de ladrillos rotos inestables.

Que lloremos menos perdidas causadas, y sonriamos más por nacimientos.

Que se descubra el verdadero significado de paz, y que reine.

Que sea bien vestida, tan limpia y elegante como Carolina Herrera.

Mi sueño es que Venezuela sea todo un caballero o una dama. 

- Leo Martinez

Yo tan solo quiero el desayuno, que yo me encargo de la cena.

Yo tan solo quiero el desayuno, que yo me encargo de la cena.

El viajero

por Antonio Machado 


Está en la sala familiar, sombría,
y entre nosotros, el querido hermano
que en el sueño infantil de un claro día
vimos partir hacia un país lejano.

Hoy tiene ya las sienes plateadas,
un gris mechón sobre la angosta frente,
y la fría inquietud de sus miradas
revela un alma casi toda ausente.

Deshójanse las copas otoñales
del parque mustio y viejo.
La tarde, tras los húmedos cristales,
se pinta, y en el fondo del espejo.

El rostro del hermano se ilumina
suavemente. ¿Floridos desengaños
dorados por la tarde que declina?
¿Ansias de vida nueva en nuevos años?

¿Lamentará la juventud perdida?
Lejos quedó -la pobre loba- muerta.
¿La blanca juventud nunca vivida
teme, que ha de cantar ante su puerta?

¿Sonríe el sol de oro
de la tierra de un sueño no encontrada;
y ve su nave hender el mar sonoro,
de viento y luz la blanca vela hinchada?

Él ha visto las hojas otoñales,
amarillas, rodar, las olorosas
ramas del eucalipto, los rosales
que enseñan otra vez sus blancas rosas

Y este dolor que añora o desconfía
el temblor de una lágrima reprime,
y un resto de viril hipocresía
en el semblante pálido se imprime.

Serio retrato en la pared clarea
todavía. Nosotros divagamos.
En la tristeza del hogar golpea
el tictac del reloj. Todos callamos.

Sin Titulo

“…Yo necesito de mi propio amor, el amor necesita de mí.

Los que merecen amor necesitan amor, ellos tendran su amor.

A los demas nos corresponde lo que nos corresponde,

dar y recibir.

 

Los juegos necesitan pasiones, las pasiones necesitan tiempo.

El tiempo necesita conocimiento, el conocimiento necesita seguridad.

Cuando todo estos existe, existe el placer…”


Caracas,  4 de Abril del 2006.